Pintura al óleo formulas para medios

 

Por Miguel Antonio Fernández Fernández*

 

 

 

 

     En este artículo se recopilan fórmulas y recetas con las que podrá confeccionar de medios para pintar al óleo. Todas las fórmulas proceden de manuales técnicos citándose su procedencia. En ningún caso se juzga la ventaja o desventaja de la fórmula, cada artista experimentará y sacará sus propias conclusiones. Primero se cita el libro de procedencia —que aparece subrayado—, después se compilan las fórmulas, se incluyen notas aclaratorias del autor de este artículo. Personalmente no las he probado todas. De las que he realizado, algunas me han satisfecho y otras me han defraudado. Que las fórmulas estén publicadas en un texto no es en realidad una garantía, es imprescindible experimentar. Hay que tener en cuenta que algunos materiales están obsoletos o son difíciles de encontrar.

 

 

Hayes, Colin, Guía completa de pintura y dibujo. Técnicas y materiales, Editorial Hermann Blume, Madrid, 1986.

 

Medio de trementina

60% de aceite de linaza.

40% de esencia de trementina.

Nota: el autor recomienda ir aumentando la proporción de aceite según van avanzando las capas de pintura.

 

Medio de barniz

Una parte de barniz copal.

Una parte de aceite de linaza.

Una parte de esencia de trementina.

 

Medio de barniz de damar

9 partes de barniz de damar.

9 partes de esencia de trementina.

4 partes de aceite de soporte (aceite de linaza «stand oil»).

2 partes de trementina de Venecia.

 

Medio de aceite de soporte

Una parte de aceite de soporte (aceite de linaza «stand oil»).

3 partes de trementina de Venecia.

 

Medio de cera

Una parte de cera blanca de abeja.

3 partes de esencia de trementina.

Nota: para disolverlo hay que calentar la composición. Personalmente sigo el siguiente procedimiento: hervir agua en una olla y apartarla del fuego, inmediatamente introducir un tarro en el que se ha echado la esencia y la cera. En 5 ó 10 minutos, la cera se disuelve completamente.

 

Medio de cera y aceite

10 partes de aceite de linaza.

2 partes de cera de abeja.

1/16 de litargirio.

 

 

Mayer, Ralph, Materiales y técnicas del arte, Editorial Hermann Blume, Madrid, 1985.

 

Barniz de damar (corte de 5 libras)

175 gramos de resina damar.

300 centímetros cúbicos de esencia de trementina.

 

Medio para fines generales (incluido veladuras)

Aceite polimerizado (aceite de linaza «stand oil»: 28,4 centímetros cúbicos.

Barniz de damar (corte de 5 libras): 28,4 centímetros cúbicos.

Esencia de trementina de goma pura: 142 centímetros cúbicos.

Secante de cobalto: unas 15 gotas.

Nota: el autor del libro lo recomienda como el más adecuado para pintar.

 

Medio típico usado en América.

9 partes de barniz de damar (corte de 5 libras).

9 partes de esencia de trementina.

4 partes de aceite polimerizado (aceite de linaza «stand oil»).

2 partes de trementina de Venecia.

 

Medio para veladuras con aceite espesado al sol.

4 partes de barniz de damar (corte de 5 libras)

2 partes de aceite de linaza espesado al sol.

1 parte de trementina de Venecia.

4 partes de esencia de trementina.

 

Esencia de trementina

El autor del libro —como en todos los manuales— recomienda la esencia de trementina como diluyente para la primera capa de pintura. Para las siguientes, usar la pintura tan como sale del tubo o diluida con el medio para fines generales —citado anteriormente—.

 

 

Doerner, Max, Materiales de pintura y su empleo en el arte, Editorial Reverté, Barcelona, 1982 (existen reimpresiones posteriores).

 

Medio de secado rápido (Barniz de damar al 25%)

300 centímetros cúbicos de esencia de trementina.

100 gramos de resina damar.

Nota: el autor del libro, recomienda que sólo se use en capas inferiores.

 

Medio de secado lento

1 parte de barniz de damar al 25%.

2 partes de aceite de adormidera.

Nota: para capas superiores.

 

Esencias (como la esencia de trementina o el aguarrás mineral)

Recomienda que se usen con parquedad, pues usados en exceso disminuye la fuerza aglutinante de la pintura.

 

Aceites (de linaza, nuez, adormidera…)

Su empleo como diluyente debe ser muy restringido. Del aceite de linaza dice que es el que se seca más firme, pero se vuelve amarillo y produce un efecto liso. Empleados con exceso tiene un aspecto grasiento.

 

Aceite de linaza espesado al sol

Son mejores que los aceites cocidos (es decir, los hervidos de forma casera). En especial son buenos mezclados con barnices resinosos o trementina de Venecia

 

Aceite de linaza cocido

Nota previa: El autor diferencia entre «aceite cocido» que es un aceite de linaza hervido de forma casera con secativos y «aceite de linaza cocido» que es lo que actualmente se conoce por aceite de linaza polimerizado o «Stand Oil», de mayor calidad. Fin de la nota.

El aceite de linaza cocido se conserva más tiempo que los aceites espesados. Se pueden emplear solos o como adición al diluyente.

En otro apartado dice que el aceite de linaza cocido diluido convenientemente con esencia de trementina, hasta que tenga una consistencia propia de los diluyentes, constituyen en la pintura al óleo los mejores aditivos.

Nota: El aceite de linaza cocido se vende con una consistencia viscosa. Se ha de diluir con dos o tres partes de esencia de trementina para que se asemeje a un diluyente líquido y fluido.

 

Barniz de almáciga o de damar como diluyente

Hace el color diáfana —transparente— y brillante. El exceso convierte el color en vítreo, cristalino y se vuelve pegajoso. Son muy secantes y empleados solos serían demasiado quebradizos. Por eso, al usarlo como diluyente se debe añadir un poco de aceite.

 

Medio para veladura

El autor cuando se refiere a las veladuras dice que «conviene se hagan con barnices resinosos o con un poco de trementina de Venecia y aceite espesado, pues el aceite solo queda grasiento y los barnices al aceite todavía más».

Nota. Cuando dice «barnices al aceite» no se refiere por ejemplo al barniz de damar mezclado con «stand oil», sino a los barnices que antiguamente se hacían diluyendo resinas duras en aceite de linaza mediante cocción.

 

 

Pedrola, Antoni; Materiales, procedimientos y técnicas pictóricas, Editorial Ariel, Barcelona, 2002.

 

Barniz para pintar

1 parte de barniz de damar solución fuerte (proporción: 1 parte de resina de damar triturada diluida en dos partes de esencia de trementina)

1 parte de aceite «stand oil».

1, 2 ó 3 partes de esencia de trementina.

 

 

Johnsto, Gordon, Pintura, Instituto Parramón Ediciones, Barcelona, 1978.

 

Medio

Una parte de aceite de linaza.

Una parte de esencia de trementina.

Nota: es el medio más común frecuentemente citado en muchas fuentes, se ha seleccionado este libro como un ejemplo.

 

 

Valverde, José Antonio, Taller de las artes. Óleo II, Ediciones Iberoamericanas Quórum, Madrid, 1986.

 

Médium para veladuras

Ingredientes: aceite de linaza espesado, barniz de almáciga, trementina veneciana y esencia de trementina.

Depositar una parte de trementina veneciana.

Añadir tres partes de barniz de almáciga o barniz Dammar.

Añadir una parte de aceite.

Agitar enérgicamente.

Podemos diluirla con esencia de trementina —no explica en que cantidad—.

Nota: el autor del libro explica que en sucesivas veladuras iremos aumentando el aceite.

 

 

Smith, Ray, El manual del artista, Editorial Hermann Blume, Barcelona, 1990.

 

Esencias (esencia de trementina, aguarrás mineral, aceite de espliego)

El autor comenta refiriéndose a los medios en general que «el método más seguro de pintar al óleo sigue siendo utilizar el tubo de pintura tal como viene o diluyéndolo simplemente en trementina, alcohol blanco o aceite de espliego».

Nota: el alcohol blanco es sinónimo de aguarrás mineral.

 

Medio de secado rápido

El barniz de damar o la trementina de Venecia diluidos con esencia de trementina.

Nota: El autor del libro, explica que se debe mezclar el barniz con un aceite secante, ya que el exceso de resina puede causar un oscurecimiento progresivo grave.

 

Barniz de resina con aceite

1 parte de aceite de linaza «Stand Oil» (si se desea evitar el amarilleo y que sea flexible) o aceite espesado al sol (si lo que se desea preferentemente es un secado más rápido).

1 parte como máximo de barniz damar —o preferiblemente menos, comenta el autor—.

Rebajar la composición añadiéndole de una a cinco partes de esencia de trementina a preferencia del usuario-

 

Aceite de linaza como medio

El autor recomienda usar las siguientes variedades de aceite de linaza: el aceite polimerizado (o stand oil) y el aceite de linaza espesado al sol.

Comenta que pueden servir como medios para veladuras empleados solos o mezclados junto a otros materiales.

Dice que son más fiables si se emplean solos, diluyéndolos previamente con esencia de trementina hasta que se encuentren en una consistencia idónea.

Si se desea que sequen despacio, en vez de diluirlo con esencia de trementina, se hará con aceite de espliego —en nuestro medio conocido como esencia de espliego—.

De los dos aceites, el autor recomienda el aceite polimerizado porque, aunque seca más lento, no amarillea y sigue flexible con el tiempo.

 

Aceite de adormideras como medio (o de cártamo)

Adecuados para la pintura directa, pues es un medio de secado lento. Se debe usar cuando se aplique una capa húmeda sobre otra también húmeda. No se deben usar en pinturas por capas y sobre todo capas inferiores de aceite de adormideras con capas superiores de aceite de linaza.

 

 

Cennini, Cennino; El libro del arte, Ediciones AKAL, Madrid, 1988

 

Aceite cocido al sol (aceite de linaza espesado al sol)

Colocar una cierta cantidad de aceite de linaza en una palangana de bronce o cobre, o en una cubeta. Ponerlo al sol de verano hasta que se reduzca a la mitad.

Nota: en la actualidad el aceite espesado se realiza colocándolo en un bol de cristal con otro bol de mayor tamaño bocabajo provisto de unos corchos o similar para que circule el aire. Se añade uno o dos dedos de aceite de linaza purificado. Se coloca al sol y cada día se remueve con un tenedor para que la capa superior no se endurezca. Este aceite es un ingrediente de los medios. Si se desea utilizar sólo hay que diluirlo con esencia de trementina, una parte de aceite espesado y dos aproximadamente de esencia. Es un aceite de secado más rápido que el de linaza purificado.

 

 

Bontcé, J, Técnicas y secretos de la pintura, L. E. D. A. Las ediciones de arte, Barcelona, 1980

 

Esencias

De la trementina y de los derivados del petróleo —aguarrás mineral, se entiende— dice que «dividen los pigmentos sin aglutinarlos, por lo que no deben usarse si no es en combinación con óleos; cuando se les emplea con exceso producen cuarteamientos y grietas, por su rápida acción volátil». Más adelante añade: «…empleada con restricción es un excelente medio porque estimula la secación de los óleos.»

 

Aceite de linaza

Comenta el autor: «Cuando el aceite de linaza se utiliza solo, como médium, únicamente es útil si la pintura puede ser acabada en una sesión o si se dejan transcurrir varios meses antes de aplicar la segunda capa». Más adelante añade: «Todos los vehículos de aceite tienden a oscurecer con el tiempo y son extremadamente limitados en su utilización».

 

Aceite de adormideras

«…no existe razón que justifique su uso. Seca más lentamente que el de linaza, propiedad que sólo va bien con colores de secación lenta…» explica el autor.

 

Médium clásico

El autor comenta que el medio clásico es aceite de linaza espesado —Stand Oil— con resina o cera. No especifica qué resina o las proporciones. Después añade las ventajas típicas del aceite espesado que ya se han descrito.

 

Médium limpio y claro en la técnica de los colores resinosos

Media parte de barniz copal o de ámbar.

Una y media parte de aceite espesado —Stand Oil—.

Media parte de aceite de linaza.

Media parte de esencia de trementina.

Nota: para una confección más fácil la fórmula anterior equivale a las siguientes proporciones: 1: 3: 1 y 1 partes.

 

Médium para técnica directa

Mezclar a partes iguales:

Barniz de almáciga.

Aceite de linaza.

Esencia de trementina.

 

Médium de los pintores prerrafaelistas

«Barniz copal, aceite de adormideras y esencia de trementina, mezclando la trementina con el copal en caliente y añadiendo luego el aceite, también en caliente».

 

Barnices a la cera

«Los barnices a la cera con almáciga, damar y aceite de espliego producen un atractivo efecto mate pero no son aconsejables como diluyentes del óleo».

 

Médium de cera

«También se emplea la cera pura disuelta en esencia de trementina, petróleo o aceite de espliego, desengrasado previamente el color de óleo sobre papel secante blanco para absorber el exceso de aceite; el color obtenido tiene la consistencia de una manteca».

 

Médium para diluir colores de tubo y para veladuras

4 partes de barniz de damar.

2 partes de aceite de linaza espesado —Stand Oil—.

1 parte de trementina de Venecia.

4 partes de esencia de trementina.

En sucesivas capas aumentar una o dos gotas de aceite para que sea más flexible.

 

*Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla desde 1987, especialidad de Pintura. Artista pintor. Profesor de Educación Plástica y Visual y de Bachillerato en el IES “Salvador Rueda” de Málaga (España). Formador y consultor de artistas a nivel privado. Correo electrónico: miferpro@hotmail.com

 

 

Ir al ínice inicial